diario 1

diario 3

AIR

             

el diario de krems

 

La primera parte del diario es ya muy larga, así que aquí, digamos, comienza otro cuaderno. El sonido es una versión electrónica del Danubio antes del congelamiento.

Click en la imagen para ir al proyecto

ya basta, carajo!


día 52 - febrero 27 - rumbo a wien

dejé todo listo, Franz llega a las 9.30.

Nieva otra vez. NO esa nieve ligera como llovizna, sino que ahora cubre las superficies fácilmente. Es como una despedida. Mi árbol de la vida, meine Lebenbaum, recoge también la nieve en sus bandas de colores. Me visto y bajo a tomar fotos. Es algo parecido a lo que había pensado en un principio, un árbol en medio de la nieve. Los colores agitándose en el viento. Ok, no está en medio de la nada, del desierto blanco, pero si está en una isla blanca frente a la prisión más pesada de Austria. Stein, Roca.

Llega Franz, me despido de los chicos con tristeza. 

Y después de dejar al devil en el aeropuerto rumbo a Bulgaria, me deja con todas mis chivas en casa de Ana. 

Ya instalada llamo a Sabine y viene por mi. Nos vamos a caminar rumbo al Museum Quartier, pero prefiero no entrar a esa hora (casi las 6) a ninguna exposición. Nos vamos a un bar cercano. Me habla de su amiga Sonia, la que vive en Australia, de sus dotes y sus aventuras, de sus visiones. Tomamos dos copas de rot wien, caminamos despacio por la Mariahilferstrasse.


día 51 y último en Krems -febrero 26
terminar de empacar este día de inauguraciones, que además empiezan a la una de la tarde. Factory presenta unas fotos y pinturas con el tema del agua, que ya he visto, la "genial" artoteca a las dos abre la de una chava y a las 3 es la grande, Escher y Luther (aunque el vino se sirvió a raudales en las 2 primeras). Yo decido ir hasta la última, pero está tan lleno como metro en hora pico. Me gusta el trabajo de Luther, con vidrio. Me gustaría tener el catálogo. Y Escher es el maestro que todos conocemos. Bueno, n o todos! Lee Kuang nunca había oído hablar de él. Y eso está bien, no tienen en Malasia porqué conocer a todos los occidentales, cierto? Así como nosotros no tenemos porqué conocer a los malayos...aunque sería bueno.

Después de hacer presencia en el Kunsthalle, me voy con ellos a ver la de Diex, el monero que inauguró al mismo tiempo que yo, quien pinta a los austriacos de la manera más, digamos, soez, irónica y burda, si, todo eso. Y aunque hay algunas cosas que me gustan, como este soñador, la verdad n os pareció muy jalado de los pelos.

 

Hablé con Hartwig sobre mi tiempo en Krems, su opinión sobre  mi trabajo (bueno, ambicioso y político) y que pudiera existir la posibilidad de volver, aunque aún están reestructurando el programa de artistas en residencia...y vaya que les falta un buen.

A las 8 en punto llagan Mun Leng y Lee Kwang. Minutos antes había llegado Arno, un chavo que nos ha venido siguiendo desde el 22, que le interesa mucho el arte, pero se siente disminuido porque no estudió nada, y es mecánico de bicicletas. Pero asiste a todas partes en donde puede tener contacto con arte y hasta toma clases de pintura dos veces a la semana. Es muy demasiado calmado. Su frecuencia es muy ligera, digamos.

Cenamos pasta y tres ensaladas tres. Llevó el Ivol y confirmo que para nada me cae bien, ya conozco ese tipo de hombres que hablan sin dar oportunidad a nadie más, que creen tener la neta del planeta y que, además, agreden a quienes no lo soportan sin protestar...léase a mi. Pero se va pronto, ya que acabo corriéndolo, que también para decir lo que siento con las puras vibras me las gasto sola... lo más chistoso es que mañana nos vamos juntos a Wien, porque Franz nos da el aventón...ni modos.

 


día 50 - febrero 25

 Despierto a las 8 con la garganta jodida. Me levanto a hacer gárgaras con Tea Tree y ya me quedo despierta. Ahora me siento mejor.

Los próximos días serán de movimiento. Hoy debo empacar y hacer varias cosas. Mañana me voy a Viena y es difícil ponerme a trabajar en el diario. Además quiero ir a museos y despedirme de la gente. El miércoles temprano tomo el tren hacia Zurich y Suizanna. Allá volveré a las andadas, pero ya no será el diario de Krems.


día 49 - febrero 24

día de la bandera yepa yepa

Y hoy me toca Zwettl, ir a un pueblo a 40 minutos rumbo a las montañas, o sea al Norte, con  Claudia, a quien conocí por Petra y que es marida de Martin, sobrino de Christian el socio de Jürgen, (que no vino a la fiesta....)

Vuelvo a ver nieve, mucha nieve. Colinas, campos abiertos, nieve por todos lados, como debe de ser, jeje. Que bien que vine! Y Claudia me lleva a conocer un lugar muy hermoso, la presa Stausee, que contiene las ruinas de un castillo feudal, el Lichtenfels. Ahí ella menciona Las nieblas de Avalon. Todo hermoso, pero el viento helado creo que me afecta la garganta y ahora peleo contra ese bicho, no otra vez! al llegar y al irme? no, me niego a aceptarlo, no me voy a enfermar.

 

 

     

     

 

Pero pasé un día muy rico, tranquilo, conociendo gente, hermanas, lugares. Marleen, de Bélgica, Claudia, de Martínez de la Torre, Veracruz (y ya sabemos que, en efecto, solo Veracruz es bello) y Monika, la fogosa géminis. Estuvimos juntas un par de horas tomando té, hablando de la única pirámide en Europa, que está muy cerca de aquí, y de las formaciones de rocas y dólmenes y túmulos, de la fuerte herencia celta austriaca. Me pidieron les mostrara mi trabajo y las llevé a una visita guiada en la barca por algunas de mis expos. Que buenísimo es tener mi catálogo completo en la red! 

    

Después caminamos hasta casa de los Schulmeister y Claudia me mostró su negocio, que es una super papelería y una imprenta. De los negocios que me gustan. Me regaló, linda ella, algunas cosillas, especialmente un libro sobre el Waldviertel, la zona boscosa de por acá, Baja Austria. Luego comimos pizza (mini pizzas para los adultos y grandes para los niños), bebimos un licor de salvia hecho por Christian y Bárbara (que también es artista, teje a gancho de locura, envuelve cualquier cosa con un apretado tejido gris), y Martin me mostró un comic de Christian que ellos imprimieron, el ejemplar número 1.  Trabaja con fotos alteradas en fotochop, más o menos así:

Y fue llegar a casa y descargar la memoria en en diario. Me voy a la cama a las 4 de la mañana. , para despertar a las 8 con la garganta jodida. Me levanto a hacer gárgaras con Tea Tree y ya me quedo despierta. Ahora me siento mejor.


día 48 - febrero 23
Día social y acelerado. Tomar fotos del árbol florido, que pertenece al ámbito de la prisión

Cotorrear con Sabine y caminar con Mun Leng (y hacer la segunda Talk Piece, además de su Reading piece -webs of power, jeje).

Caminar una hora, comprar el sombrero de Fer, el traje negro y chino de Ama, llegar a tomar un fruchtee con Cordelia

 

y salir de farra con las mexicanerin y familia al heurigen Müllner. Todavía me pregunto: porqué conocer GENTE hasta el último momento? Alguien me dijo (Christina, de la Galería Stadtpark) que es para preparar la siguiente venida (ayay)... ASI SEA:

    


día 47 - febrero 22
la acción ritual zapatista: jamaica sobre agua

unter rot.....todo el día

ya sabemos, el día zero siempre es así. Una extraña sensación de llegar al límite sin estar completamente preparada...sabiendo que se está. Pánico escénico, pues.

Y este escenario es especialmente rudo. Un público tan distinto, tan "otro", tan inmerso en las corrientes del mainstream. Me interesa muchísimo la reacción, la respuesta de gente como el curador Hartwig. Poner mi trabajo sobre esta mesa es sumamente importante, porque aunque no es niuyork, es el lugar de Klimt y Hundertwasser, de Freud y Egon Schiele, por quedarme ahí. (En estos días inauguran una expo del maestro Escher y después los prerafaelitas tendrán su espacio, por ejemplo. Krems es Europa, dí). Creo en mi trabajo, en mi obra, que es una visión alter-nativa, estético/política, una -mi- identidad manifestándose en el mundo, y sé además que hay expectativas sobre qué es lo que voy a presentar después de dos meses. 

Eso por un lado. Por el otro, mi preocupación social y efectiva, que el objetivo político llegue a su punto. Como el merengue. Que pueda ser inteligible el mensaje, y más, que toque las entrañas y las haga hervir.

       curiosa foto en que parezco muñeca

la acción ritual en el árbol de castañas frente a la puerta de la almoloya austriaca fue un éxito, ya que la gente participó gustosa y fue más allá de lo sugerido, entusiasmada. El árbol quedó tupido de tiras de tela de colores. Cada una representando la vida arrancada de las mujeres que vuela, baila con el viento, abrazada al árbol que vuelve también a la vida, con al fuerza de la primavera. Perséfone saliendo del inframundo para saludar al sol, para decir aquí estoy y soy tú, la que sonríe.

       

Vemos al jefe Hartwig y a Lee Kuang cargando las escaleras que nos sirvieron para llegar a lo más alto posible del kastanienbaum. La noche se acerca. (Y se podrá encontrar informacion más puntual sobre unter rot en su lugar correspondiente dentro de este ciber espacio, a su debido tiempo).

Me preparo para presentar i d e n t i d a d e s  en la Literaturhaus

y es también un éxito, aunque nadie haya tomado fotos.

La tercera parte, el tercer capítulo, el tercer acto, es el Unter rot: ya basta! propiamente dicho.... tikitiki pero me encanta. 

     

Se firmaron cartas que se harán llegar a la embajadora en Austria, Eslovenia y Eslovaquia, Patricia Espinosa, así como a la prensa en México,  como simbólica  manifestación de conciencia,  Se habló de la relación entre las poblaciones a través del arte, del dolor reflejado en el propio cuerpo, de la incomodidad de ciertos hombres sensibles (de los otros no se sabe) ante las fotografías de la serie.

y se pasó, además, un buen rato.

como lo demuestran estas fotos:  Petra y Ana en azul, Cordelia, Lee Kuang, Mun Leng, Franz y...no se su nombre pero cómo participó, y quedan comentario pendientes de curadores y críticos, que estaban suficientemente pedos como para opinar......

                      

pero nosotros no, así que cuando el público (un grupo de mexicanas casadas con austriacos que viven en Krems, entre otr@s) se retiró. los AIR-es, junto con Franz, de la Literaturhaus, nos fuimos al bar de la esquina. Este es Ivol. 


día 46 - febrero 21


día 45 - febrero 20
Día de preparativos. Ordenar las impresiones que faltan, comprar algo de comida y bebida, pintar las manchas de la pared, mover los muebles. El atelier es un caos aún, pero mañana queda todo en su lugar.

Me cancelan la presentación para los estudiantes en Cardiff, no así la entrevista para la MA, así que armo el itinerario. Ya no tendré que estar tantos días en Cardiff, que ya conozco, me voy a Dublin. Igual Galicia - que apareció de improviso en mi viaje- será una experiencia muy buena. Me dice Marta que ya tiene los boletos, y que el Concejal hará invitaciones y posters, cosa por la cuál ella se siente muy orgullosa...y yo también. Se enviarán invitaciones a los de A Solaina y a Carlos y Manolo Rial, y es muy probable de que Petra esté también presente. Va a ser muy guay!

(Petra si va a estar presente, y es super, spitze, ya que por primera vez seremos 4 artistas 4 presentando el cd)

Pero de tanta chamba no pude salir a caminar con Mun Leng.... uh


día 44 - febrero 19

     El sol me despierta muy temprano, para ser domingo. Me pregunto cómo pueden dormir en verano en este tapanco anguloso y sin cortinas. A las 7.30 ya estoy trabajando, cortando las telas para el árbol, desnudando paredes, midiendo los espacios... me pongo a buscar de nuevo más fotos de las niñas perdidas, me inunda una sensación de angustia. Preparo material para una mesa de información sobre Juárez, sobre lo que se puede hacer desde aquí.  A medio día tengo que salirme. Mun Leng está viendo una peli, así que me regreso y me pongo a dibujar. A las 4 salimos y empezamos a caminar rumbo al cerro detrás de la prisión. El día ha estado soleado y claro, y una vez más, finta. Es cierto que ya no estamos bajo cero, pero igual hace pinche frio. Caminamos sin encontrar la vereda que buscamos. Ya será otro día.

     Es como extraño saber que este tiempo kremita se acaba. Aún me faltan 10 días pero el final es inminente. Parece que Nikola no viene el fin de semana, así es que se abre el abanico de posibilidades: me quedo o voy a Viena, o tal vez a Zwetl con la Claudia mexicana!

Por lo pronto, mañana hay mucho que hacer.


día 43 - febrero 18
 

vista de la expo Plant Flat, de Stefan Sakic

y nos vamos Petra y yo a Viena después de un encontronazo de honestidad para mi gusto un tanto precipitado. Decidió en un segundo en que me ausenté durante el desayuno, anunciar que se iba conmigo a Galicia. Yo parto desde Stuttgart, ella se irá desde Viena. No se si ya lo dije, pero Marta Rial logró que la ciudad de Vilagarcía me invite a presentar Identidades... superguay! el 17 de marzo, exactamente en un mes, con gastos pagados. 

En Viena llegamos a casa de Ana, Petra lo necesita. Yo aprovecho y me huyo al H&M, necesito algo para el 22, necesito darme un regalo. Se que Petra me va a pagar el miércoles 250€, así que me lanzo a darme un apapacho y a conseguir algunos regalitos. Después de comer austriaco, y delicioso, me regreso a Krems. Hay todavía mucho que hacer para convertir este lugar en una instalación.


día 42 - febrero 17

y se apaciguan las aguas? nunca tanto! por las prisas y una cierta confianza en que a-mi-no-me-va-a-pasar, después de ir a la embajada a recoger las invitaciones para unter rot : YA BASTA! y enfilarme a la estación del tren hacia Baden, donde me encontraría con Claudia, me encontré con un retén a la salida del metro: y yo no había checado mi boleto -que lo tenía, es lo peor de todo- y el tipo portóse de lo más gandalla y me bajó la única lana que tenía, y, como no alcanzaba para la fianza, me dio papelito con multa.....ay ay ay....tan sope! Seguro se aprovechan de estos cambios climáticos para recaudar fondos.... 

Pero ni modo, hay que continuar, aunque sea con una piedra en el hígado. 

En Baden todo está listo. Hay notas de prensa, el cartel en los sitios adecuados, el proyector. Comida en el japonés, pasteles típicos (el Sacher lo es), y a las 7 llega la gente. Alexandra Schantl, artistas, brujas, Eleonora la modelo de las postales de Petra, quien se puso su delantal mexicano, llegó la representante del Alcalde, quien habló en alemán y español y luego llegó el Alcalde. Se vendieron todos los cds que llevaba, muchos artistas expresaron su interés por participar en el próximo encuentro, nos divertimos bastante.

La galería contiene la obra de Stefan Sakic, las fotos son de Martin Kolber.


día 41 - febrero 16

Rumbo a Viena y Baden.

Me bajo en Spitelau y descubro la torre de Hundertwasser, que antes se llamaba Stowasser, y me entero ahora que Sto y Hundert significan "cien", en ruso y en alemán. Cien Aguas es el maestro.

Llego a casa de Ana y Helmut, salgo en la noche con Sheida, al Club Habana. Ella me comenta que se ha dicho en la tv que este cambio de clima (hace menos frio) produce cambios también en las personas. La presión de la atmósfera convierte a quienes usualmente mantienen sus tres neuronas trabajando en verdader@s pelmaz@s. Se distraen, se marean, les duele la cabeza, les duele la rodilla, se les olvidan las llaves y las pastillas.... ya decía yo que eso que me sucedía no era normal! Solo espero que mañana ya se asienten las cien aguas que se agitan en mi. Por lo pronto, a mover el bote un rato.

 


día 40 - febrero 15

Termino la pieza de audio, lista ya para pasarla al CD. También fui a recoger los carteles para la expo del 22. Caros pero chidos. Andamos en la organización, mandar la invitación por email, a la embajada, y todos esos detalles. Con Mun Leng quisimos hacer nuestra caminata pero empezó a llover, esa clase de llovizna moja-confiados.... estuvimos entonces hablando, cosa que no hacemos por andar mirando. Empezamos a crear proyectos conjuntos, y mañana por lo pronto comenzamos. Sobre hablar y escuchar, la (in)capacidad de comunicación. Invitamos a Sabine y seremos entonces 3 mujeres hablando al mismo tiempo en nuestra propia lengua

.   

Por la noche fui con los de la literaturhaus a mi primer heurigen, una taberna de los productores, que abre solamente mientras hay vino. Hay una mujer que habla español mexicano, másomenos, y otra, la que se ve con boina, que ha viajado 3 veces a México...y se acerca y me empieza a decir una lista de sus tours....ya sabes, Teotihuacan, Chichen itzá, Mitla, Acapulco.... y el búlgaro (el pelón con la mano en la boca)con que viva la revolución....100 años tarde, claro, ya que de Zapata solo conoce a Emiliano. Pero su fuente es el futbol. Claro. y comentó de un jugador búlgaro en Pumas. Por cierto, la chica rubia que se ve me comentó que ha estado muy ocupada conmigo y la prensa...eso está super.

En fin, buen vino, ligero, y delicioso queso de cabra con aceite de calabaza....

    

 


día 39 - febrero 14

 

día 38 - febrero 13

   Se fue Yvonne. La fui a dejar al tren y volvió esa sensación dormida de quedarse sola. Es loco, porque usualmente lo estoy. 

De regreso pregunté por unas impresiones que hacen falta, especialmente para los carteles de la semana que entra. Cómo vuela el tiempo me quedan tan pocos días ahora! Ya preparo las estaciones siguientes, preparo mi mente y mi cuerpo para continuar la travesía.

En el camino de regreso al Kunstmeile, junto a un kiosko que había visto de lejos, me topé con estas pintas. Del columpio a la pared, pizanlove.

   

Termino la pieza de audio. Me gusta. Jaime López la empieza y la termina hablando del poder y las múltiples voces de los hombres que le hablan a la mujer se desdoblan por dos minutos. Malayo, alemán, chino, español e inglés. También trabajo un poco en las fotos de Sheida. Me gustan. Es la primera vez que trabajo con modelo. Y dibujo, también dibujo. Es de verdad increíble que pueda  hacer uso del tiempo de esta manera, explorar los alcances de mi creatividad y realización. De verdad es un privilegio.


días 36 y 37 -febrero 11 y 12 
Vamos de compras. Yvonne es vegetariana y en la tienda de la esquina no hay la suficiente variedad, así que vamos al centro de Krems y, de paso, ella conoce. El mercado-tianguis ya no está. Es terrible eso de que sean tan tempraneros, a las 11 se acaba y a las 11 apenas estoy saliendo al mundo exterior, aunque esté despierta desde temprano. Es además una oportunidad para conocer especialmente una serie de raíces invernales, como la del apio y las varias coles. Queremos sopa. 

y cocinamos y hablamos y estamos juntas....ella lee el Péndulo de Foucault, vemos Mar Adentro -das meer in mir- y nos invitan a salir. Los airosos artistas in residencia, incluido el oscuro escritor, vamos a buscar un bar cercano. Porque no hay otra cosa que bares aquí. DE hecho Ivo se quejaba amargamente de que ni siquiera hay gente. Salió en la mañana (lo encontramos, pasó junto a nosotros, gorra y lente oscuro, sin vernos siquiera) y no vio a nadie. Tocó el timbre del hotel para preguntar precios (amenaza una horda búlgara con llegar a Krems, que Elenka me perdone...), toca el timbre, pues, y nadie le abre. Es de noche y caminamos por calles desiertas, pero el bar está atiborrado, tanto, que no hay lugar para nosotros. Los llevo al siguiente, el Salzstad. Ahí, de menos, hay una mesita libre. La cerveza es pésima.

El domingo trabajo toda la mañana en el audio, para que, al guardar el multitrack ya terminado, CoolEdit decida cerrarse. Tendré que volver a hacerlo. Pero está bien, porque en la noche, en el bar atiborrado de el sábado, encontramos Yvonne y yo una mesita muy cómoda y entrevistamos a dos hombres con sus parejas. Bueno, solo les pedimos que dijeran algo agradable sobre las mujeres -mañana es 14 de febrero!- y eso lo voy a utilizar en el audio. También estuve trabajando/investigando como usar el premium pro que me pasó Lee Kuang (Vivan los piratas!!!).

La caminata con Mun Leng se reanuda el domingo. El sábado nos desconectamos para eso. Yvonne nos guía todo el camino, coincidiendo con el que Mun Leng hizo el día anterior. Aunque las fotos están en Pata de perro, esta la dejé aquí para recordar -y seguir doliéndome- al alguna-vez-fue-río moreliano.. 

Hacía tanto frío a la orilla del Donau que le pedí intercambiar guantes a Mun Leng, porque la punta de mis dedos se estaba en verdad congelando. Y tanto frío era real, no sicológico, puesto que incluso mi cámara empezó a palidecer y las fotos empezaron a salir con demasiada luz. Ya se calentó, ya volvió a ser buena chica. Así que las últimas fotos se ven un tanto extrañas por eso. Brrrrrrrrr......

       

Estar con Yvonne es siempre un reencuentro con una fuerza suave y firme. Una de mis hijas espirituales. Al hablar con ella siempre se me revelan visiones, verdades. Toco mi pasado y mi futuro. Podemos profundizar en nuestros mares y simplemente estar lado a lado. Me encanta.

Y en el bar recorrimos puentes, historia, memoria develada. Su nombre y el mío. Los míos. Su bisabuela y su herencia de vida. Mis ligas con Alemania, herencia de mi bisabuelo. Las elecciones y los destinos.


día 35 -febrero 10
 

     Nieva suavemente. Es como si danzaran el el aire semillas de agua, al igual que danzaban las semillas de los sauces que abrazaban lo que alguna vez fue el rio chiquito moreliano, esos que ooapas y municipio matan día a día, suicidio ciego. Pero la nieve cae, se deja caer del cielo como diminutas hadas, y cae la nieve y se vislumbra el cielo azul y la luna creciente al mismo tiempo. Lee Kuang, Mun, Sabine y yo tomamos un café y contemplamos la danza. A Sabine no le causa la felicidad que a nosotros, sino que manifiesta el hartazgo de los eternos inviernos. Y nosotras, y Lee Kuang, tropicales al fin, nos regocijamos con este espectáculo maravilloso.

Lee Kuang

Yo me preparo para recibir a Yvonne. Tulipanes, verduritas, su cama. Cuando todo está listo, nos vamos a la caminata nocturna de hoy. Nos acompaña el parejo de Mun. Nos dirigimos hacia Krems, para estar a tiempo y recibir a Yvonne que llega al rededor de las 8 (ok, 8.09). Y como terminamos a las 6.30, nos vamos al bar frente a la bahnhof. Nos sobra tiempo, buscamos otro lugar: Night Life!

Yvonne llega puntual, tanto, que nosotros llegamos un minuto después. Escena: me ve, corre hacia mi, la veo, corro hacia ella, nos abrazamos. Ella carga su mochila en la espalda. Nos da harto gusto ese abrazo. 

      


día 34 - febrero 9
Ayer me llamó Yvonne Brückner, llega mañana a visitarme, desde Munich, cosa que me alegra mucho.

He estado trabajando en los audios parte de Unter Rot: YA BASTA. Voces masculinas hablándole a la mujer. Existe de seguro una energía positiva importante que balancea tanta mala onda. Queremos creer! Porque después de lo que he sabido de mis vecinos, los de la Almoloya de enfrente...

para empezar, este Cristo está en medio del Kunsthalle y la Justizanstalt. La cárcel, según nos contó un artista que nació aquí, era ya cárcel cuando los nazis la usaron. Es aquí donde guardan a los criminales más peligrosos, como uno famoso porque desde su parapeto de artista asesinaba mujeres. Lo encerraron después de la segunda, le dieron cadena perpetua, pero, como era poeta, hubo presión para dejarlo salir, lo que logró después de 15 años, solo para seguir cometiendo crímenes ahora internacionalmente. Vestía de blanco impoluto, se aparecía en expos y lecturas de poesía, visitaba las ciudades, se presentaba a la policía diciendo que estaba haciendo una investigación literaria sobre las prostitutas, y lograba que la misma policía le mostrara el escenario del que sería su nuevo asesinato. Lo agarraron en Miami después de unas 16 nuevas muertas....carajo.

y es que esa energía no deja de ser perturbadora para nosotr@s de este lado de la calle. Y aunque no pase nada ni haya siquiera demostración de fuerza, como en la Almoloya de allá, no deja de tener su carga pesadísima. Yo no entiendo como es que no lo percibí desde que llegué, o tal vez sea que no me cabe en la cabeza esta convivencia tan absurda. Las persianas están bajadas, por si las dudas. Por lo demás, parece que a nadie mas que a los air-osos artistas nos preocupa.

y debo decir, ya que para qué me lo guardo, que el escritor que llegó apenas, ese que escribe novela de terror (una imagen: el personaje decide, para que ya no pueda nunca más salir de esa casa, cortarse los pies de tajo. Vaya metáfora para ciertos padecimientos de la mente y el corazón!), decía, ese escritor me causa una cierta desconfianza (paranoica?) y mejor me mantengo alejada. Es una pena siendo tan pocos, pero no importa.

         

y para el balance más que necesario, las pláticas con mis vecinos del 23, Goh Lee Kuang y Lau Mun Leng, artistas multimedia de Malasia de trabajo muy interesante (pienso en identidades 07). Ella, Mun Leng, me invitó a participar en su nuevo proyecto Una hora caminando, que empezó en Berlín. A las 4 salimos rumbo a Stein, subimos la mitad de la colina escalonada por los weingarten, los viñedos, sin decir una palabra y en fila india, unas veces guiando ella y otras yo. Pegué el primer cartel en esta ciudad y registramos puntos y escenas que nos llamaron la atención. Estoy dispuesta a hacer esta caminata diaria con ella, ya que de por si camino todos los días. Veré mis reacciones al caminar acompañada pero sin poder hacer comentarios. Registraré mis pasos de una nueva manera, más dirigida. Haré mi propio mapa visual de este lugar. A partir de hoy ese registro estará en este web, se llama Pata de perro y para llegar a él solo hará falta hacer click en la siguiente huella de perro, de esos que pululan atados a sus amos y llenan las calles de cacas:

  Ella es Mun Leng: 

y durante la caminata tomó las siguientes imágenes:

              la AIRosa. foto Lau Mun Leng                                                         foto Lau Mun Leng

 

 Colocando un cartel. foto Lau Mun Leng